Dedica Frases de Dios

Cuando Dios te quita algo de tu mano,
él no te está castigando, sino simplemente
abriendo tus manos para recibir algo
mejor.